Investigaciones sobre cooperativas y empresas recuperadas

En coautoría, la Cra. Mabel Cambeiro (CABA) y la Cra. Marina Laverán (Misiones) presentaron 2 trabajos para el Congreso de Tucumán, en el área XI de Organizaciones Sociales: Fundaciones, Asociaciones Civiles, Cooperativas, Mutuales y otras.

El Código Civil y Comercial de la Nación. Impactos e Incidencia en las Cooperativas

La Ley Nº 26.994 derogó el Código Civil y Comercial, modificó parte de la Ley de Sociedades Comerciales Nº 19.550 y sus modificaciones e introdujo, con modificaciones, a las fundaciones en la unificación de los Códigos, de manera que ahora las fundaciones están codificadas y ya no tienen más una ley por separado. No obstante no haber sido modificadas las leyes de Mutuales y Cooperativas tampoco, dado la obligación de la aplicación de normas de la Ley General de Sociedades sus cambios impactan también en las cooperativas.

En Argentina la Ley Nº 20337 de Cooperativas contempla considerar en forma supletoria a la Ley de Sociedades Comerciales Nº 19.550 – actual Ley General de Sociedades. El derogado Código de Comercio se sancionó con anterioridad al también derogado Código Civil y es por esta razón que el primero contiene normativa en materia civil también.

Con existencia separada encontrábamos a la Ley de Mutuales, la Ley de Cooperativas, la Ley de Fundaciones, mientras las asociaciones civiles y las simples asociaciones contaban con la existencia de su organización y funcionamiento en el propio Código Civil derogado. Estas organizaciones también son conocidas como el tercer sector o de la economía social o solidaria.

En el caso específico de las cooperativas uno de los graves problemas es la ausencia del Derecho Cooperativo, así que si se producen problemas puede terminar cursando causas en el ámbito laboral, previsional, etc. porque no se cuenta con tribunales propios de este sector a pesar de que en todo el país, el sector cooperativo es de existencia numerosa y de larga data en muchos casos, no obstante hasta la fecha no se ha avanzado en lo absoluto para que exista autonomía en la rama del derecho que debiera corresponder.

Todavía no se puede saber a ciencia cierta qué nuevos problemas, incógnitas y zonas grises se pueden llegar a plantear por la aplicación de esta importante faz jurídica luego de tantos años y tanta jurisprudencia y doctrina que ahora en muchos casos ya no es pertinente. No obstante se ha podido identificar cuestiones que por su importancia se consideran que es procedente sean compartidas en ámbitos como Congresos para que en conjunto podamos abordarlos y reflexionar al respecto.

 

Las empresas recuperadas. Problemas jurídicos y sociales

Las cooperativas incursionan en ramas de actividades muy diversas y heterogéneas, sus asociados acceden a los beneficios de la tarea colectiva en el rubro que se trate.

También se destacan las cooperativas de trabajo, donde las personas se unen para llevar adelante producciones o servicios y por las características de estas organizaciones la toma de decisiones es de tipo horizontal y no vertical, como es habitual encontrar en las sociedades comerciales.

Para relacionarse los asociados deben tener claros los valores cooperativos y saber que entre todos es factible hacerse cargo de la actividad o actividades y que esto garantice el sustento de los mismos y sus familias. Es necesario que en este esquema todos apunten al mismo fin, los comportamientos oportunistas o faltos de solidaridad conspiran en contra del interés colectivo.

De nacimiento más reciente en el tiempo y como respuesta a situaciones de crisis económicas y sociales, nace una nueva modalidad que son las empresas recuperadas por sus trabajadores.

Se abordan para su mejor comprensión la conceptualización de estas figuras, ciertas características distintivas y problemas más comunes que encuentran, así como obstáculos en sus actividades. Se trata de empresas que no nacieron como cooperativas sino como sociedades comerciales, donde sus trabajadores estaban acostumbrados a cumplir órdenes emanadas de un jerárquico superior y no a tomar decisiones sino a cumplirlas. Cuando por diversas razones se convierten en cooperativas, suelen aparecer inconvenientes que conspiran contra su viabilidad financiera, productiva y jurídica. Esta situación más común de lo que se supone, afecta no solamente a los integrantes de estas empresas, sino también a los profesionales de las ciencias económicas que las asisten. Se debe tener una gran solvencia profesional en las distintas funciones- sean contables, impositivas, legales, de procedimiento, presentar escritos a jueces y síndicos (en el caso de la quiebra previa a la constitución de la cooperativa) como así también a situaciones litigiosas posteriores. En el trabajo se expuso un estudio de caso real de empresa que quebró y que era de un tipo jurídico comercial y pasó a ser empresa recuperada por sus trabajadores.

Compartí esta Información

FacebookTwitterGoogle BookmarksLinkedin